Mes: noviembre 2016

¿Cómo ser feliz con lo que me está pasando?

Cualquier problema que está  afectando a nuestra vida tenemos que resolverlo desde la raíz. La raíz está dentro de nosotros, en nuestra parte interna.

Lo primero  es trabajar en nosotros mismos entendiendo la manera en que cada uno de nosotros creamos nuestra experiencia de vida.

Muchas veces estamos partiendo de paradigmas equivocados.Los paradigmas son creencias fuertes que tenemos y que son capaces de dirigir absolutamente toda nuestra vida. Nuestras acciones son resultado de aquello que creemos, de aquello que damos por cierto.  La raíz de nuestros problemas seguirá estando ahí porque estamos partiendo de un malentendido: el malentendido de que las circunstancias influyen en nuestra vida, en como nos sentimos y en como actuamos.

Un paradigma erróneo es definir la felicidad como algo que tenemos que encontrar: Que necesitamos vivir en un lugar determinado para ser felices, tener cierta posición, cierto trabajo, estar con una persona determinada…: este paradigma, esta creencia nos lleva a vivir nuestra vida en esa búsqueda. Si aceptamos la creencia de que la felicidad se tiene que buscar estamos aceptando también que no la tenemos.

Tenemos que entender como creamos nuestra experiencia de vida para no pasar continuamente por experiencias similares, reforzando nuestras creencias equivocadas y viviendo en un círculo vicioso.

¿Cómo creamos nuestra experiencia de vida?

Creamos nuestra experiencia de vida de acuerdo a tres principios que siempre están funcionando y que son inmutables:

-Tenemos la CAPACIDAD DE PENSAR y creamos nuestras experiencias a través de lo que estamos pensando en cada momento.

-Tenemos la CAPACIDAD DE IMAGINAR Y SENTIR; lo que estamos pensando provoca en nosotros un sentimiento que hace que lo que estamos pensando parezca real. Pero la situación que estamos viendo no es la real;  debido a los pensamientos que estamos teniendo ¡nos imaginamos que la situación es real y nos parece real!,  aunque no lo es. No estamos sintiendo lo que las circunstancias o las personas nos han hecho, sentimos solamente lo que nosotros pensamos acerca de eso.

Si nos enganchamos a un pensamiento, nuestra conciencia le da vida y eso nos parece la única realidad y nuestros sentimientos son acordes con nuestros pensamientos: Pensamiento triste provoca sentimiento de tristeza. Pensamiento alegre provoca sentimiento de alegría.

-Dentro de nosotros está nuestra verdadera esencia: nuestra inspiración está siempre ahí, nuestra intuición, nuestra esperanza, nuestra felicidad siempre está ahí. Lo único que tenemos que hacer es parar y conectar con esa esencia que SOMOS, con esa felicidad que está ahí dentro de nosotros:  Tenemos la maravillosa y mágica CAPACIDAD DE DECIDIR CÓMO NOS SENTIMOS ante cada circunstancia. No podemos influir en ciertas circunstancias y en el comportamiento de ciertas personas; pero sí podemos decidir cómo nos sentimos con respecto a esto.

Esas tres capacidades están disponibles para nosotros siempre.

Nuestra felicidad, nuestra capacidad de bienestar ya está dentro de nosotros, es inútil que la busquemos afuera. Aceptemos que nuestra felicidad  nos pertenece, que tenemos derecho a ser felices, que la felicidad siempre está ahí, es nuestro derecho divino, nacemos felices, no se nos pide nada para serlo, es nuestra misma esencia. Démonos permiso, es nuestra esencia, nuestra naturaleza.

De esta manera podremos hacer felices a los demás, podremos ser felices con los demás.

Hasta que no nos aceptemos a nosotros mismos en toda NUESTRA MAGNIFICIENCIA, con TODO NUESTRO PODER nunca vamos a ser suficientes.

Cuando yo sé que YO y SÓLO yo soy responsable de mi estado de bienestar estoy en buen estado de conciencia y dispongo de la claridad necesaria para tomar LAS DECISIONES ADECUADAS Y ACTUAR.

Nuestro trabajo no es cambiar lo de afuera, es buscar lo que tenemos adentro, buscar si hay algo en nosotros que nos deja aceptar LO QUE SOMOS, buscar lo que nos impide EXPERIMENTAR LA FELICIDAD QUE SOMOS.

¡TODO EMPIEZA EN TI! ¡TÚ ERES LO QUE ESTÁS BUSCANDO!

 

Anuncios