10 PREGUNTAS TE LLEVAN AL ÉXITO

CADA DÍA ES UNA OPORTUNIDAD.

DEFINE TU SUEÑO:

1.-¿Qué es exactamente aquello que quieres conseguir?

2.-¿Para qué quieres conseguirlo?

CONECTA CON LA EMOCIÓN QUE SE ORIGINA CUANDO LO CONSIGUES :

3.-¿Qué sientes al imaginar tu sueño conseguido?

VISUALÍZALO:

4.-¿Puedes ver tu sueño con todo detalle?

5.-¿Qué es lo que te dice tu familia, amigos y conocidos cuando ya lo has conseguido?

ANALIZA TUS OPCIONES:

6.-¿Qué es con lo que cuentas y que te acerca a tu sueño?

7.-¿Qué es lo que te falta y que te aleja de él?

PLANIFICA TU AGENDA:

8-¿Cuánto tiempo necesitas para conseguirlo?

9.-¿Qué acciones vas a llevar a cabo para conseguirlo? ¿Qué vas a hacer este año por tu sueño? ¿Qué vas a hacer este mes? ¿Qué vas a hacer el día de hoy por tu sueño?

TOMA ACCIÓN:

10.-¿Estás preparado para dar el primer paso para escalar la montaña que te lleva hacia tu sueño?

     ¡¡ DISFRUTA DEL CAMINO, LA META ESTÁ CADA VEZ MÁS CERCA!!

 

 

Anuncios

La magia de un final

Un final siempre encierra dentro la magia de un comienzo, la magia de infinitas puertas que son posibilidades nuevas que se abren ante nosotros.

Hemos recorrido un camino interesante lleno de tantas cosas buenas para nosotros y lleno también de otras cosas que hemos pensado que no eran tan buenas, hemos vivido a lo largo de ese camino experiencias que nos han llenado y alegrado el corazón, experiencias que nos han hecho estremecer,  que nos han enriquecido, experiencias que nos han puesto en contacto con nuestra Sabiduría…Hemos dejado en ese camino amor, sonrisas, lágrimas, dolor, risas, cantos…Hemos visto salir el sol, caer la noche, hemos observado la luna y una noche una luna enorme, admirado el tintineo de las estrellas, escuchado el canto de los pájaros, el ladrido de los perros a lo lejos…Hemos acariciado la hierba, sentido la arena bajo los pies, sentido el frescor de la lluvia en nuestro rostro…

Pero sobre todo y por encima de todo hemos compartido etapas del camino con muchas personas, algunas  muy importantes para nosotros, otras pensamos que no lo eran tanto, pero son estas personas, todas y cada una de ellas con las cuales hemos interactuado las que han hecho útil es travesía, las que la han convertido en un dar y un recibir, las que han dotado a nuestro camino de un propósito y  gracias a ellas nos hemos sentido `parte de un todo cuyos huecos los rellena el AMOR que somos y del cual formamos parte.

Ha sido el camino de un año cuyo final se acerca,  y  dejamos entrar el AMOR en nuestro corazón de NIÑOS se realiza en nosotros la transformación, la metamorfosis, y la magia de la Navidad hace que seamos mariposas listas para emprender el vuelo hacia arriba, siempre hacia arriba, hacia un nuevo comienzo, un NUEVO AÑO lleno de infinitas puertas que se abren, de infinitas posibilidades.

FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO.

¿Cómo ser feliz con lo que me está pasando?

Cualquier problema que está  afectando a nuestra vida tenemos que resolverlo desde la raíz. La raíz está dentro de nosotros, en nuestra parte interna.

Lo primero  es trabajar en nosotros mismos entendiendo la manera en que cada uno de nosotros creamos nuestra experiencia de vida.

Muchas veces estamos partiendo de paradigmas equivocados.Los paradigmas son creencias fuertes que tenemos y que son capaces de dirigir absolutamente toda nuestra vida. Nuestras acciones son resultado de aquello que creemos, de aquello que damos por cierto.  La raíz de nuestros problemas seguirá estando ahí porque estamos partiendo de un malentendido: el malentendido de que las circunstancias influyen en nuestra vida, en como nos sentimos y en como actuamos.

Un paradigma erróneo es definir la felicidad como algo que tenemos que encontrar: Que necesitamos vivir en un lugar determinado para ser felices, tener cierta posición, cierto trabajo, estar con una persona determinada…: este paradigma, esta creencia nos lleva a vivir nuestra vida en esa búsqueda. Si aceptamos la creencia de que la felicidad se tiene que buscar estamos aceptando también que no la tenemos.

Tenemos que entender como creamos nuestra experiencia de vida para no pasar continuamente por experiencias similares, reforzando nuestras creencias equivocadas y viviendo en un círculo vicioso.

¿Cómo creamos nuestra experiencia de vida?

Creamos nuestra experiencia de vida de acuerdo a tres principios que siempre están funcionando y que son inmutables:

-Tenemos la CAPACIDAD DE PENSAR y creamos nuestras experiencias a través de lo que estamos pensando en cada momento.

-Tenemos la CAPACIDAD DE IMAGINAR Y SENTIR; lo que estamos pensando provoca en nosotros un sentimiento que hace que lo que estamos pensando parezca real. Pero la situación que estamos viendo no es la real;  debido a los pensamientos que estamos teniendo ¡nos imaginamos que la situación es real y nos parece real!,  aunque no lo es. No estamos sintiendo lo que las circunstancias o las personas nos han hecho, sentimos solamente lo que nosotros pensamos acerca de eso.

Si nos enganchamos a un pensamiento, nuestra conciencia le da vida y eso nos parece la única realidad y nuestros sentimientos son acordes con nuestros pensamientos: Pensamiento triste provoca sentimiento de tristeza. Pensamiento alegre provoca sentimiento de alegría.

-Dentro de nosotros está nuestra verdadera esencia: nuestra inspiración está siempre ahí, nuestra intuición, nuestra esperanza, nuestra felicidad siempre está ahí. Lo único que tenemos que hacer es parar y conectar con esa esencia que SOMOS, con esa felicidad que está ahí dentro de nosotros:  Tenemos la maravillosa y mágica CAPACIDAD DE DECIDIR CÓMO NOS SENTIMOS ante cada circunstancia. No podemos influir en ciertas circunstancias y en el comportamiento de ciertas personas; pero sí podemos decidir cómo nos sentimos con respecto a esto.

Esas tres capacidades están disponibles para nosotros siempre.

Nuestra felicidad, nuestra capacidad de bienestar ya está dentro de nosotros, es inútil que la busquemos afuera. Aceptemos que nuestra felicidad  nos pertenece, que tenemos derecho a ser felices, que la felicidad siempre está ahí, es nuestro derecho divino, nacemos felices, no se nos pide nada para serlo, es nuestra misma esencia. Démonos permiso, es nuestra esencia, nuestra naturaleza.

De esta manera podremos hacer felices a los demás, podremos ser felices con los demás.

Hasta que no nos aceptemos a nosotros mismos en toda NUESTRA MAGNIFICIENCIA, con TODO NUESTRO PODER nunca vamos a ser suficientes.

Cuando yo sé que YO y SÓLO yo soy responsable de mi estado de bienestar estoy en buen estado de conciencia y dispongo de la claridad necesaria para tomar LAS DECISIONES ADECUADAS Y ACTUAR.

Nuestro trabajo no es cambiar lo de afuera, es buscar lo que tenemos adentro, buscar si hay algo en nosotros que nos deja aceptar LO QUE SOMOS, buscar lo que nos impide EXPERIMENTAR LA FELICIDAD QUE SOMOS.

¡TODO EMPIEZA EN TI! ¡TÚ ERES LO QUE ESTÁS BUSCANDO!

 

CREAR UNA VIDA DE BIENESTAR

Entre nuestros objetivos están el tener y lograr una vida de bienestar sintiéndonos plenos, desarrollando y descubriendo nuestro potencial, viviendo con inspiración y propósito. Todo esto podemos lograrlo cada uno de nosotros momento a momento.

Nuestra calidad de vida se refiere a las experiencias que tenemos momento a momento, a cómo nos sentimos con respecto a nosotros, a los demás y  al mundo momento a momento.

Para poder crear esta vida de bienestar es necesario que entandamos como funcionamos como seres humanos:

Muchas veces pensamos que para que tengamos esa calidad de vida que deseamos necesitamos que las circunstancias sean perfectas, que todo suceda como queremos. Cuando nuestro bienestar depende de algo externo (de las circunstancias, de otras personas..) siempre vamos a estar con miedo porque sabemos que la vida cambia a cada momento. Si nuestro bienestar está en función de lago externo vamos a la deriva ( como un corcho arrastrado por las olas en un océano).

Es necesario entender que la Fuerza Creadora Universal nos creó con una capacidad innata de gozar de gran bienestar y vinimos aquí para vivir todo tipo de experiencias. Cuando la Fuerza Creadora crea algo lo crea con Amor. Somos una expresión de esa Fuerza creadora, somos un milagro de esa creación.

Cuando creamos en nosotros un espacio que nos permita entender que hemos dejado que las circunstancias determinen nuestra vida interna y entendemos que el cómo nos sentimos viene solamente de adentro de nosotros es cuando podemos empezar a manejar y crear nuestra propia vida.

Si el cómo nos sentimos dependiera de las circunstancias externas, cada vez que pasara algo similar todas las personas se sentirían y actuarían de la misma manera y esto no es así: ante una misma circunstancia cada persona actúa y siente de una forma diferente.

Nuestra realidad, nuestra experiencia de algo, viene de nuestro interior, de lo que estamos pensando en ese momento. Nosotros sólo podemos vivir la experiencia de lo que estamos pensando. Todas las innumerables cosas que están pasando a la vez a nuestro alrededor no son parte de nuestra realidad a no ser que entren dentro de nuestro pensamiento, validemos ese pensamiento y nos enganchemos a él, le prestemos atención, es entonces cundo ese pensamiento crea en nosotros un sentimiento, una experiencia momento a momento.

Si tenemos pensamientos felices nos sentimos felices.

Si tenemos pensamientos tristes nos sentimos tristes.

El cómo nos sentimos momento a momento viene de qué pensamientos estamos validando a cada momento, de qué es a lo que nuestra mente está prestando atención en este momento.

Cuando entendemos cómo funcionamos como seres humanos, cómo creamos nuestras experiencias a través de los pensamientos que dejamos pasar por nuestra mente y a los cuales nos enganchamos podemos entonces preguntarnos:

¿Es esa la única opción que tengo?

¿Que otra opción existe que me hace sentir mejor y crear la vida que quiero?

INTENTA DARTE CUENTA EN TU EXPERIENCIA ACTUAL EL CÓMO CREAS ESE MOMENTO A MOMENTO. DE DÓNDE ESTÁ VINIENDO TU SENTIR, LO QUE ESTÁS DANDO POR CIERTO ¿DE ALGO EXTERNO A TI O DE ALGO INTERNO?  Reflexiona sobre esto…

Puedes compartir con nosotros tus comentarios.

 

Encontrando El Propósito De Tu Vida

Nos preguntamos: ¿Qué es lo que he venido a hacer yo aquí?, ¿Para qué estoy viviendo esta vida?, ¿Esto tiene un sentido?…

Todos nosotros hemos venido a la Tierra con una misión que cumplir, mientras no estemos cumpliendo esta misión no tendremos paz y si no tenemos paz nuestra felicidad no puede ser duradera. La felicidad está con nosotros siempre que estemos en Paz con nosotros y con todo lo que nos rodea.

El crecimiento personal tiene que ver con lo cómodos que nos sentimos dando y sirviendo a los demás sin esperar nada a cambio. Esta bondad y compasión que todos llevamos dentro son más poderosas que todos los bienes materiales que podamos ofrecer. Es por esto que la rentabilidad que ofrece un negocio tiene mucho que ver con el servicio que ofrece a las personas o al planeta.

Una de las maneras de encontrar el propósito de nuestra vida es preguntarnos:

¿De qué manera me siento más motivad@ para dar a los demás de una forma desinteresada?.

Un ejemplo: ¿Te sientes bien regalando sonrisas a los demás?:  Tal vez el propósito de tu vida sea llevar alegría allá donde estés. Puede que te encuentres en un trabajo que te desagrada, pero si te has dado cuenta que tu propósito en la vida es llevar alegría a los demás: Puedes, en ese caso, probar a sonreír  y a tratar con alegría y de manera amorosa a todo aquel con el que te tienes que relacionar en el trabajo. Seguramente al cabo de poco tiempo de actuar de esta manera, encuentres  un trabajo que te guste, en el que estés contenta y alegre de forma natural y las personas con las que te relaciones se verán beneficiadas…Entonces: ¡SONRÍE AHORA!

Pregúntate:

¿De qué manera me siento yo mejor beneficiando a los demás?

Y PRACTÍCALA.

La Felicidad En Las Cosas Sencillas

Desde mi balcón escuchar el sonido de las olas que nos mecen y acunan; contemplar los colores turquesas, azules, grisáceos y blanquecinos del mar fundiéndose con el horizonte…

Los dos nidos adosados de golondrinas, su piar, su dulzura, su elegante planear, su dedicación y el cuidado a sus crías…

Las gaviotas volando a mi altura solas o en manada, la gallardía de su porte…

El beso del sol en todo mi cuerpo, el calor, las gotas de sudor cayendo, el frescor y sabor salado del agua…

El alegre sonido del juego de los niños…

Todo lo bello, la paz…no hay precio…la naturaleza nos lo regala cada día…sólo tenemos que parar, mirar, escuchar, sentir y  DISFRUTAR de este momento, del ahora…

En este momento, aquí se esconden nuestros tesoros: La Paz del alma, La felicidad que es nuestra, nos pertenece, está aquí a la espera de que la abracemos, de que la hagamos nuestra, observando y absorbiendo todo lo que se encierra y esconde en la pequeñas cosas que se nos regalan cada día y que sólo podemos apreciar al máximo en el AHORA.

¡Párate!: observa, escucha, siente… AHORA no necesitas nada más…

Déjate amar, besar..fundirte con el TODO, con la naturaleza: eres el Rey de todo, todo está aquí para ti, para que lo admires, lo escuches, lo sientas, te fundas con los sonidos, los colores, las texturas…

Y AHORA AGRADECE, siente el sincero agradecimiento que te llega al contemplar, al admirar, al sentir que todo está ahí para ti, que todo forma parte de un TODO, y que todo estuvo pensado para que en este instante, en este momento tú gozaras de ello.. y de dentro de ese agradecimiento brota la paz del alma donde reside LA FELICIDAD QUE ES TUYA…EL AMOR…

 

Cómo Solucionar Un Problema En 5 Pasos

Cualquier situación en la que nos encontremos puede resolverse. Por muy complicada que nos parezca siempre hay una solución y  existe siempre una solución en la que todas las partes involucradas salen ganando.

Aunque nos parezca un “horrible rompecabezas” existe un escenario, una solución que posiblemente cambiará de forma muy positiva la vida de alguna persona involucrada. Lo fundamental para encontrar la solución es ACEPTAR QUE NOS MERECEMOS ENCONTRAR LA MEJOR SOLUCIÓN POSIBLE.

Podemos hacernos las siguientes preguntas:

-¿Cómo puedo hacer para solucionar esta situación de manera que todos los involucrados salgamos ganando,  que esta solución mejore la vida de alguna persona involucrada y las cosas se muestren muy positivas?

Tenemos que recordar que somos nosotros los responsables de cualquier cosa que nos ocurre. Todas las circunstancias las hemos creado nosotros, en un nivel u otro, para aprender una lección o pagar una deuda adquirida. Si comprendemos esto, aceptaremos cualquier reto que nos llegue sin oponer ninguna resistencia.

Cuando nos encontramos ante un reto:

1.-Nos preguntamos:

¿Qué lección hay escondida para mí detrás de este acontecimiento?

¿Qué puedo aprender de aquí?

¿Cuál es la razón por la que esto puede estar ocurriendo?

¿Por qué me está ocurriendo esto en este momento? ¿Porqué ahora?

2.-Meditamos y co-creamos PAZ por encima del miedo. La solución aparecerá cuando aceptemos la situación sin oponer resistencia, cuando estemos tranquilos y en PAZ. Podemos pedir PAZ a nuestro Ser Superior, podemos crear PAZ.

3.-Esperamos tres días en PAZ, sin hacer nada, sin actuar sobre el problema, aceptando sin resistirnos al problema.

4.-Nos hacemos responsables del problema reconociendo que nuestro Yo Superior deseaba tener esa experiencia, Él la creó y comprendiendo que junto con el problema CREÓ TAMBIÉN LA SOLUCIÓN.

5.-Finalmente nos ponemos frente a nuestro Yo Superior, nos comunicamos con Él y en unión con Él empezamos a crear (co-creamos) la solución que ya habíamos decidido. No debemos decir a nuestro Yo Superior la manera de resolverlo (Él tiene una visión general que nuestro Ego no tiene, -nos quitamos de en medio-). Lo único que tenemos que hacer es VISUALIZAR el problema como si se estuviese resolviendo y desvaneciéndose en una solución positiva para todas las partes.

Todas las respuestas y soluciones a los problemas de vuestra vida son conocidas por vuestro Yo Superior antes de que las formuléis”  

 Kryon, libro VI, página 302

Para cualquier comentario, duda o solicitar sesión de coaching escribir a: adanarmony@hotmail.com

 

 

Conseguir Objetivos, Tener Éxito

En este vídeo vemos una parte del taller en el que se habla de cómo fijar nuestros objetivos y de los cinco principios del éxito, principios que si los seguimos el éxito será inevitable para nosotros:

  1. -Saber qué es lo que queremos: Marcar un objetivo y un tiempo para conseguirlo
  2. -Ponernos en acción: Realizar un plan, realizar las acciones necesarias
  3. -Valorar lo conseguido para poder ajustar el rumbo
  4. Tener la flexibilidad de cambiar la dirección y también de cambiar nosotros
  5. Adoptar la fisiología y la psicología de éxito.

 

¿Cuál Es Mi Camino?

Cuando  tenemos una INTENCIÓN y tomamos ACCIÓN para obtener el RESULTADO que esperamos, algunas veces se nos presentan varias opciones, no sabemos que hacer, no sabemos qué camino tomar; estamos frente a dos caminos diferentes, tenemos que elegir uno y no sabemos cuál es la mejor opción…No importa. No nos paremos…no dejemos que la indecisión impida que nos pongamos en movimiento…Sigamos caminando…elijamos una de las dos opciones, cualquiera de ellas.

Elegimos un camino porque vemos una oportunidad, pensamos que va a llevarnos a un resultado satisfactorio para nosotros. No estamos seguros de ello. Nos ponemos en marcha. Damos los primeros pasos. Si al empezar a caminar el camino se nos hace muy duro, aparecen muchos obstáculos, muchos baches..y no encontramos formas de atravesar esos baches…., estos obstáculos insalvables generalmente están indicando que este camino no es el adecuado, que abandonemos ese camino, volvamos para atrás y tomemos el otro camino. Si continuamos ahí sólo encontraremos cansancio y frustración.

Si en el camino que hemos elegido vemos los obstáculos y la solución para esquivarlos aparece fácilmente frente a nosotros: aparece alguien que nos ayuda, nos da la clave para seguir adelante venciendo obstáculos…;es como si empujamos una puerta y ésta se abre de par en par y aparecen sucesos y soluciones para nosotros: Esto nos indica que el camino elegido es el correcto.

Tenemos que desarrollar la agudeza sensorial necesaria para estar atentos a las SEÑALES que aparecen en nuestro camino, las coincidencias no existen”. El libro del universo  nos habla y cuando interpretamos su lenguaje nos damos cuenta de que nuestro camino es el correcto.

Todas las personas y todas las cosas en el universo estamos relacionadas entre sí y esa SINCRONICIDAD se expresa en forma de coincidencias, son las señales que nos revelan que el camino que hemos tomado es el adecuado.

Cuando elegimos un camino y nos encontramos con un drama, no debemos dejar que el drama nos atrape. Puede ser que estemos cómodos en el drama porque para nosotros es algo conocido; el drama crea adicción si nos dejamos atrapar por él. Salgamos de ese camino, no es el adecuado. El camino correcto sólo es aquél en el que encontramos Paz.

Un camino que, a simple vista, tiene mala impresión, no lo descartamos….buscamos la sincronicidad que nos indica si es o no el camino correcto.

Nos ponemos en ACCIÓN, tomamos el camino que tira de nosotros y buscamos las sincronicidades, las coincidencias. Si en esa zona nos encontramos bien y somos felices podemos decidir quedarnos allí. Podemos conectar con nuestro Ser interior y tomar  la decisión de quedarnos allí o de seguir otro camino.

NOSOTROS SOMOS LA CAUSA, SOMOS LA RAZÓN DE TODO LO QUE ESTAMOS VIENDO AHORA EN NUESTRAS VIDAS Y SOMOS NOSOTROS, CON NUESTRO PODER, QUIEN DECIDIMOS CAMBIARLO O DEJAR QUE SIGA IGUAL.

SOMOS NOSOTROS LOS QUE ELEGIMOS SEGUIR EN ESE CAMINO O TOMAR OTRO.

Él Jefe, El capitán, El Líder

Las tres habilidades que tiene que tener un jefe son las mismas habilidades que llevan al capitán de una nave a que su travesía sea un éxito y consiga una victoria épica:

1.-Habilidad de visualización: El capitán trasmite su misión y su pasión al equipo y se inicia la travesía.

La visualización es la capacidad de ver en nuestra mente los acontecimientos que queremos que ocurran en nuestro futuro como si estuvieran pasando en la pantalla de una película, esta capacidad nos ayuda a clarificar nuestro objetivo y a calcular las etapas y pasos para llegar a él. Nos ayuda a contestar las preguntas ¿Qué quiero conseguir? ¿Hacia dónde vamos? Y ¿Para qué queremos llegar hasta allí?. Una vez que tenemos claro nuestro objetivo, para qué lo queremos conseguir y podemos visualizarlo y hacernos uno con él se despierta en nosotros la pasión que  nos ayudará a trasmitir nuestra Visión con pasión al equipo de forma clara y directa.

2.-Habilidad de liderar: El capitán dirige al equipo en la travesía.

El jefe, el capitán provee a su equipo de los recursos, de la formación, y del apoyo emocional necesario. Actúa con maestría sobre su equipo, les da órdenes muy claras y directas, confía en las capacidades de cada miembro del equipo y les ayuda en lo que necesiten con paciencia y comprensión. Consigue que cada persona del equipo dé lo mejor de sí misma para que la travesía sea un éxito.El equipo le respeta y reconoce su autoridad y confía en que con su ayuda el objetivo será alcanzado. Con  gran agudeza sensorial se mantiene atento a las señales del entorno para con flexibilidad indicar al equipo un cambio de rumbo.

3.-Habilidad de aceptar la responsabilidad: Ha acabado la travesía.

El objetivo se ha alcanzado: felicita al equipo, reconoce que el triunfo es de todo el equipo. El objetivo no se ha alcanzado: Es él con sus decisiones e indicaciones el único responsable. Todo ha servido de aprendizaje para comenzar otra travesía con más recursos y con más posibilidades de éxito.

Las 3  peores aptitudes que llevarán al capitán a un fracaso seguro ya que llevan al equipo a la desmotivación.

No confiar en sí mismo ni el equipo. La falta de autoconfianza hace que sea fácilmente dominado por sus emociones, aparecen los miedos, sus decisiones son tomadas desde el miedo, el miedo contagia al equipo y aparece la desmotivación, el desánimo.

Falta de pasión: no trasmite claramente su visión, no se preocupa de que sus indicaciones sean bien entendidas, el equipo no tendrá el empuje necesario para dirigirse al objetivo, no saben exactamente para qué necesitan alcanzar ese objetivo. No entienden para qué tantas dificultades para llegar a esa meta, se van desanimando a lo largo del camino.

El no aceptar la responsabilidad que él tiene en cada situación hace que se esconda detrás de las  razones, detrás de las excusas ( piensa que todo y todos tienen la culpa de la circunstancia), no acepta su responsabilidad, esto le resta poder y le impide redirigir las circunstancias, le resta creatividad a él y al equipo a la hora de encontrar soluciones, el equipo detecta y piensa que todo está en contra, que no merece la pena esforzarse.